1no
21
3no

Nombres comerciales

Todos nuestros artículos sobre nombres comerciales con consejos para el registro, gráficos de tramitación e información sobre las principales diferencias con las marcas.

Nombre comercial y marca: ¿En qué se distinguen?

Entre nombre comercial y marca existen varias diferencias pero son dos conceptos que tienden a confundirse, generando algunas dificultades a la hora de proceder a su registro.

Aquí en nuestro blog es un tema que hemos tratado en varias ocasiones pero considerada su importancia y el interés que despierta por las numerosas consultas sobre el tema, volvemos ahora a reflexionar sobre el papel y las diferencias que hay entre una marca y nombre comercial.

Ante todo, podemos afirmar que la identidad de cualquier negocio (bien sea de un autónomo, pyme o multinacional) es la clave para su éxito (o fracaso). De ahí se comprenderá fácilmente que cuidar la imagen de nuestra empresa es lo primero que hay que hacer: distinguirse de la competencia y transmitir confianza a los clientes parecen ser los pasos “base”.

Para consolidar este proceso de creación de nuestra imagen, debemos meditar con atención acerca del mejor signo distintivo que podemos dar a nuestro negocio/empresa: su marca. La elección no es un procedimiento nada fácil, por eso es muy recomendable confiar en expertos en materia de propiedad industrial (mejor Agencias oficiales de PI, como Protectia) que nos pueden guiar y estudiar si las denominaciones que nos interesan son viables, o no. Es decir: si existen derechos anteriores o se incurre en alguna de las prohibiciones de la ley, no será posible utilizar el signo elegido para identificar los productos o servicios de nuestra empresa.

Registrar un nombre comercial

Registrar un nombre comercial es un acto que genera cierta controversia en España pues en la actual legislación española conviven las modalidades registrales de nombre comercial y marca registrada. En teoría cada una de ellas cumple una función.

Según esta legislación los nombres comerciales sirven para identificar una empresa en el tráfico mercantil mediante la utilización de cualquier signo o denominación, mientras que las marcas registradas sirven para distinguir en el mercado productos y/o servicios de los demás existentes a titulo exclusivo.

Registrar un nombre comercial implica por tanto obtener un título que concede el derecho exclusivo a la utilización de cualquier signo o denominación como identificador de una empresa en el tráfico mercantil.

Se debe aclarar, pues es habitual confundirlos, que los nombres comerciales son independientes de los nombres de las sociedades inscritos en los Registros Mercantiles y, por tanto, se tienen que registrar por separado.

La tramitación de un nombre comercial en España pasa por estos estadios:

Cómo registrar el nombre de una empresa

En el proceso de creación de negocio, uno de los primeros pasos a cumplir y que da lugar a muchas preguntas es cómo registrar nombre de una empresa. ¿Es necesario? ¿Cómo protege los intereses de la empresa?

registrar nombre de una empresaPara empezar a registrar nombre de una empresa , hay que especificar que a la hora de poner en marcha un proyecto empresarial, no es “conditio sine qua non” el registrar nombre de una empresa , sin embargo resulta una acción conveniente y ventajosa por varias razones, algunas de las cuales son:

  • Seguridad: es decir, nos asegura el derecho de propiedad industrial correspondiente protegiéndonos de su utilización y copia por parte de terceros.
  • Ventaja competitiva, garantiza el uso exclusivo de un elemento diferenciador e instrumento de fidelización de los clientes.

Los registros de marcas son preferibles a los de los nombres comerciales

En la actual legislación española conviven las modalidades registrales de nombre comercial y marca registrada pues en teoría cada una de ellas cumple una función.

Según esta legislación los nombres comerciales sirven para identificar una empresa en el tráfico mercantil mediante la utilización de cualquier signo o denominación, mientras que las marcas registradas sirven para distinguir en el mercado productos y/o servicios de los demás existentes a titulo exclusivo.

Tanto los requisitos como la tramitación y la duración del derecho que confieren ambas modalidades registro de nombre comercial y registro de marca en España son idénticos.

Pero en la práctica todas las empresas desarrollan su actividad ofreciendo algún servicio y/o producto por lo que su identidad corporativa, aquella con las que se les identifica en el mercado, pude quedar protegida con un registro de marca.

Por este motivo la figura del nombre comercial no existe en muchas legislaciones internacionales. Por ejemplo, la legislación que rige el registro de marcas comunitarias no contempla el registro de nombres comerciales, motivo por el que la protección de nombres comerciales en la unión europea debe realizarse como marca comunitaria.