La solicitud de patente provisional es una estrategia de protección que representa una solución más agil y – como la palabra misma indica- provisional, que permite demorar la decisión y los costos relacionados con la presentación de una solicitud de patente normal.

Esta modalidad de solicitud de patente “no definitiva”  es ofrecida a los inventores por la oficina de Estados Unidos (USPTO) y, tras la última revisión del Código de la Propiedad Intelectual (CPI) en Portugal de 2008, también es posible solicitar una patente provisional en Portugal como único país en Europa.

Como es comprensible, si bien los distintos sistemas nacionales y regionales tienden a converger gracias a la existencia de tratados internacionales, en general existen importantes diferencias jurídicas y administrativas en los sistemas de patentes a nivel mundial.

Solicitud de patente provisional: características

Al solicitar una patente provisional, se recibe una fecha de prioridad y un número de patente pendiente totalmente valido durante 12 meses, plazo del cual se dispone para llenar una solicitud de patente definitiva nacional o internacional vía PCT.

Así pues, a pesar de retrasar de hecho el procedimiento de tramitación y por tanto la concesión del derecho otorgado por el título de patente, esta solicitud de patente presenta varias ventajas:

  • Costes reducidos,
  • El plazo de vigencia de la patente continua siendo de 20 años contados a partir de la presentación de la solicitud no provisional, por tanto se gana un año para “sondear” el mercado y valorar la rentabilidad de la innovación.

Para profundizar en especifico el tema, te aconsejamos estos dos artículos: