Se considera oposición el acto que realiza un tercero que cree vulnerado sus derechos anteriores. Es decir: ante la solicitud de un derecho de propiedad industrial, (tanto marca, como modelos de utilidad o diseño industrial) un tercero puede oponerse a la concesión de tal derecho.

oposiciónTomando en consideración el ejemplo de España: hay que presentar a la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas) el escrito correspondiente (oposición administrativa), que se hará llegar al titular de la solicitud frente a la que se ha presentado oposición.

Una vez publicada la solicitud de la marca, cualquier persona que se considere perjudicada podrá oponerse al registro de la misma en un plazo de 2 meses, lo mismo ocurre en el caso de los modelos de utilidad (los diseños abren el período de posible oposición tras concesión).

La oposición paraliza la tramitación del expediente publicado y debe acompañarse del formulario previsto al efecto que incorporará alegaciones y jurisprudencia aplicable, conllevando el pago de la tasa correspondiente.

Las posibles resoluciones de oposiciones:

  • Denegación de la marca (la oposición ha surtido efecto)
  • Concesión total
  • Concesión parcial

Oposición a marcas en España y marcas comunitarias

El proceso de oposición a una solicitud de marca en España y a una comunitaria presenta algunas diferencias sustanciales:

  • Plazo de presentación de la oposición (2 meses en el caso de marcas nacionales y 3 meses en caso de marcas comunitarias).
  • No es posible alegar un motivo absoluto de denegación en una Oposición Comunitaria.
  • Posibilidad para el Solicitante de requerir la presentación de pruebas de uso del derecho anterior siempre y cuando éste haya sido registrado por más de 5 años previos a la publicación de la marca solicitada.