Los derechos de propiedad industrial son concesiones del Estado que tienen la finalidad tanto de salvaguardar la innovación y la imagen de una empresa como de proteger a los consumidores.

Los derechos de Propiedad Industrial otorgan derecho de exclusiva sobre determinadas creaciones/bienes inmateriales, representando así el principal activo de cualquier empresa puesto que hacen rentables sus inversiones en investigación, I+D, publicidad, etc.

Las figuras de propiedad industrial no son las mismas a nivel internacional, sino que varían de país a país.

En términos generales, podemos afirmar que las creaciones empresariales se pueden agrupar en tres categorías:

  • Creaciones técnicas o invenciones,
  • Creaciones de forma de aplicación industrial,
  • Signos distintivos de productos, servicios y actividades.

Tipos de derechos de propiedad industrial que existen en España:

  • Patentes de invención y modelos de utilidad (reguladas por la Ley 11/86 de 20 de marzo, de patentes de invención y modelos de utilidad), que protegen las creaciones técnicas o invenciones, es decir: toda solución técnica a un problema técnico para satisfacer una necesidad humana de orden físico-material. Es la parte técnica lo que constituye la esencia de la invención y lo que la diferencia de las demás modalidades de derechos de propiedad industrial.
  • Topografías de semiconductores (Ley 11/1988, de 3 de mayo de protección jurídica de las topografías de los productos semiconductores): protegen el trazado de las distintas capas y elementos que componen un circuito integrado, su disposición tridimensional y sus interconexiones, es decir, lo que constituye su “topografía”.
  • Marcas y nombres comerciales (Ley 17/2001 de 7 de diciembre de marcas): protegen los signos distintivos, aquellos signos (combinaciones denominativas, gráficas o mixtas) utilizados por el empresario en el mercado para identificar sus productos y/o servicios, su actividad empresarial.
  • Diseños industriales (regulados por la Ley 20/2003, de 7 de julio, de protección jurídica del diseño industrial): protegen las creaciones de forma, la apariencia exterior de un producto.

 Derechos de Propiedad Industrial: caracteríticas comunes

  • Necesidad de inscripción registral para su protección, ante el organismo competente (para España, la Oficina Española de Patentes y Marcas),
  • Derechos exclusivos y excluyentes,
  • Derechos territoriales
  • Temporalidad: se conceden por un tiempo determinado, en unos casos se pueden prorrogar (como en el caso de las marcas) y en otros no (como en el caso de las patentes).