El copyright, o derecho de autor, es una de las vías de acreditación de una obra creativa objeto de la Propiedad Intelectual.

Según el Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas (que regula los derechos de autor en 164 países), el copyright protege todas las obras literarias y artísticas, las cuales comprenden todas las producciones en el campo literario, científico y artístico, cualquiera que sea el modo o forma de expresión.

copyrightAspecto fundamental: el derecho de autor existe por el mero hecho de la creación. Es decir: dispones automáticamente de un derecho, simplemente por ser el autor original.

Para hacer valer el derecho en la práctica, es necesario demostrar el autoría a través de cualquier prueba o elemento de prueba que permita atestiguar el autor de la obra.

La figura registral del copyright supone depositar dicha obra ante el organismo autonómico encargado de la gestión de este tipo de derechos. El símbolo acreditativo es la famosa ©

El depósito tiene como objetivo establecer un vínculo absoluto e incontestable entre:

– el creador (autor)

– la creación (obra, texto, fotografía, sitio web, dibujo, etc.) 

– la fecha auténtica.

En el mundo web, también es vital registrar del sitio los elementos susceptibles que lo sustentan y que en el aparezcan por  Copyright. Este es el caso por ejemplo del software, el propio diseño, y todos los contenidos creativos como imágenes, diseño, textos, música, vídeos, etc.